⇨ HOY ES BLACK FRIDAY: LAS MEJORES OFERTAS AQUÍ ⇦

Galletas de mantequilla: recetas

Cómo hacer galletas caseras

Galletas de Navidad

La Navidad es nuestra época favorita del año. Lo que más nos gusta en casa es hornear galletas con formas navideñas, y luego decorarlas con glasa de colores tradicionales: blanco, rojo y verde, así como colores divertidos como el rosa y el azul claro.

Es una receta de galletas perfecta, con un sabor muy navideño, ¡y no necesita enfriado!

Galletas de Navidad

Si tienes niños en casa, puedes cambiar la glasa tradicional por crema de mantequilla, que es un poco más fácil para sus manitas.

Si quieres asegurarte de que tus galletas de Navidad resulten perfectas, intenta seguir estas sencillas pautas:

  • Tamizar los ingredientes secos, como la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y el cacao en polvo (en caso de que lo uses). Airearlos crea galletas más esponjosas. Para tamizar, simplemente combina los ingredientes secos y pásalos por un colador de malla fina.
  • Crema de mantequilla y azúcar. A diferencia de remover o mezclar, la crema no se trata de combinar ingredientes, sino de airearlos, esto crea bolsas de aire que se expanden en el horno, haciendo que la masa se ablande. Cuando se le agrega azúcar, ese proceso es más efectivo. Se forman cristales de azúcar y el aire se añade eficientemente a la mezcla de mantequilla y azúcar. La mantequilla resulta más esponjosa a temperatura ambiente, o cuando se ablanda ligeramente.
  • Los huevos deben añadirse a temperatura ambiente, ya que añaden humedad a las bolsas de aire y sabor a la masa. Para calentar rápidamente los huevos, colócalos en un recipiente con agua tibia durante unos minutos.
  • Después de añadir los huevos, también debes añadir el extracto de vainilla o, a veces, la leche (también a temperatura ambiente) si la receta lo requiere.

Aquí está la receta de las galletas de mantequilla de Navidad.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 MIN

TIEMPO DE COCCIÓN: 30 MINS

TIEMPO TOTAL: 40 MINS

Ingredientes para 24 galletas

Para las galletas:

  • 225 g de mantequilla sin sal en punto pomada
  • 200 g de azúcar
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de extracto de almendra
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 360 g de harina

Para el glaseado:

  • 1 taza de azúcar glas o azúcar en polvo
  • 1 cucharada de leche
  • 1 gota de jugo de limón (esto es opcional)
  • 1 cucharada de jarabe de maíz
  • Opcional: Cualquier saborizante adicional: menta, fresa, vainilla, extracto de almendra, etc.
  • Opcional: Colorante alimentario

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 180° C sin ventilador, con calor arriba y abajo.
  2. Mezcla la mantequilla con la batidora eléctrica durante 1-2 minutos hasta que la textura esté suave y de color más claro. Con la batidora funcionando, añade el azúcar y luego el huevo, y mézclalo unos segundos, hasta que la mezcla haya esponjado.
  3. Rebaña los lados del bol bajando los restos de ingredientes hacia abajo. Vuelve a mezclar lentamente y añade los extractos.
  4. Deja que todos los ingredientes se combinen completamente. Agrega el polvo de hornear y luego la harina, media taza a la vez, hasta que esté completamente incorporada en la masa.
  5. Retira la masa del recipiente y colócala sobre una encimera enharinada. Estírala hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1-1,5 cm de grosor. Recorta las galletas con cortapastas en formas inspiradas en la Navidad.
  6. Coloca las galleta en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, sin superponerlas, e introdúcelas en el horno durante 6-9 minutos. Vigila las galletas desde el minuto 5, ya que cada una tiene una forma y un tamaño diferente.
  7. Saca las galletas cuando los bordes estén dorados y crujientes, pero el centro todavía esté un poco blando. Deja que enfríen en la bandeja para horno hasta que estén lo suficientemente firmes como para transferirlas a una rejilla de enfriamiento.
  8. Deja que enfríen completamente antes de glasearlas.
  9. Para hacer el glaseado, mezcla el azúcar glas, el jarabe de maíz y el jugo de limón en un bol. La consistencia debe ser muy fina y difícil de remover.
  10. Si necesitas un glaseado más espeso, por ejemplo, para delinear las galletas, usa MENOS cantidad de leche. Sólo una gota a la vez. Si ya has delineado tus galletas y necesitas rellenar el interior, puedes añadir más leche (tanta como necesites) para hacer que tu glaseado sea muy líquido.
  11. Tiñe el glaseado con colorante para darle color a tus galletas, y juega con las diferentes texturas del glaseado para crear diferentes formas en las galletas.

NOTAS

Si utilizas colorante alimentario líquido, utiliza menos cantidad de leche, ya que el colorante aportará líquido al glaseado, y puede hacer que el glaseado sea demasiado escurridizo. Si usas colorante en gel, la cantidad de leche puede permanecer igual.

Si deseas agregar diferentes sabores al glaseado, puedes añadir los extractos gota a gota en vez de leche.

Si quieres más brillo en el glaseado, usa más jarabe de maíz y menos leche.

Este glaseado se mantendrá durante días en la nevera.