Galletas de mantequilla: recetas

Cómo hacer galletas caseras

Galletas de mantequilla con mermelada

Las galletas gustan prácticamente a todo el mundo, sobre todo si son caseras como las que os vamos a hacer en esta entrada. Se trata de unas deliciosas galletas de mantequilla tradicionales a las que les incluiremos la mermelada que más nos guste, sea de fresa, melocotón, frutos del bosque, etc.

Estos son los ingredientes que necesitarás tener en casa para preparar las recetas más ricas del mundo (¡o al menos eso vamos a intentar!).

Galletas de mantequilla con mermelada
  • 300 gramos de harina de repostería tamizada.
  • 225 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos medianos.
  • 100 gramos de azúcar glas.
  • Mermelada del sabor que elijamos (siempre mejor si es casera)
  • Una cucharadita de levadura.
  • Sal.
  • Esencia de vainilla (opcional)

Modo de elaboración

En un bol grande echaremos la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente), el azúcar, el huevo, unas cuantas gotas de esencia de vainilla y una pizca de sal. Pondremos las varillas a nuestra batidora y lo batiremos todo de forma que quede una masa homogénea.

El siguiente paso es incorporar la cucharadita de levadura y la harina tamizada, mezclando poco a poco con las varillas y después con las manos, porque la batidora no podrá con ella cuando adquiera consistencia. Lo que debemos conseguir es que se queden bien mezclados todos los ingredientes y sobre todo sin ninguna clase de grumos.

Espolvorearemos con harina una superficie dura donde poder amasar con las manos fuera del bol y después estirar la masa con la ayuda de un rodillo de cocina, dejándola con un grosor de medio centímetro aproximadamente para permitir que se hagan correctamente en horno y no queden crudas por dentro.

El siguiente paso es precalentar el horno a 180 grados y mientras calienta, haremos las galletas con un molde redondo y las iremos poniendo en una bandeja y con el dedo pulgar, aplastando ligeramente en el centro de la galleta haremos un pequeño hoyo, donde tendremos que poner una cucharadita de la mermelada que hayamos elegido para hacer esta receta.

Una vez las tengamos todas colocadas en la bandeja, con separación entre ellas, las meteremos en el horno y las dejaremos unos 15 minutos y después las sacaremos a una rejilla para que se enfríen uniformemente y ya podremos comerlas.

Consejos para hacer las galletas

Ya que se trata de unas galletas caseras, lo mejor es que todos los ingredientes también lo sean, como por ejemplo la mermelada. Hay muchas formas de hacerla y de maneras sencillas, aunque si no tenemos mucho tiempo o no queremos hacerla, en el mercado encontramos mermeladas de excelente calidad que nos permitirán obtener los mejores resultados con estas galletas.