⇨ HOY ES BLACK FRIDAY: LAS MEJORES OFERTAS AQUÍ ⇦

Galletas de mantequilla: recetas

Cómo hacer galletas caseras

Galletas con chocolate y cacahuetes

Las galletas de mantequilla gustan a todo el mundo y una de sus grandes ventajas es que combinan muy bien con muchos otros ingredientes. Si quieres darte un capricho o una sorpresa a tus familiares o amigos, ahora podrás hacerlo porque te vamos a enseñar a hacer galletas de mantequilla, pero con un toque especial, con chocolate y cacahuetes.

Ingredientes para las galletas

  • 300 gramos de harina de repostería.
  • 250 gramos de mantequilla.
  • 150 gramos de chocolate para fundir.
  • 150 gramos de azúcar glas.
  • 1 huevo grande.
  • Esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de levadura.
  • 150 gramos de cacahuetes tostados y pelados
  • Sal.

Hacemos las galletas

En un recipiente amplio pondremos la mantequilla atemperada, el huevo, el azúcar, los cacahuetes, unas gotas de esencia de vainilla, el chocolate fundido y la levadura y lo batiremos bien con las varillas de la batidora hasta que consigamos una pasta cremosa y uniforme. Tamizaremos la harina con la ayuda de un tamiz o un colador y la iremos agregando poco a poco a la mezcla mientras continuamos batiendo hasta que adquiera una textura consistente.

Galletas con chocolate y cacahuetes

Amasaremos toda la mezcla en la mesa de la cocina, sobre la que previamente habremos espolvoreado harina para que no se nos pegue la masa y comenzaremos a estirarlo con un rodillo, con lo que también iremos rompiendo los cacahuetes para encontrarnos con trozos más pequeños.

Precalentaremos el horno a 180 grados y mientras calienta iremos sacando las galletas de la masa con el molde y las colocaremos en sobre papel parafinado y éste sobre la bandeja del horno.

Cuando tengamos la bandeja con las galletas la meteremos en el horno durante unos 15 minutos (vigíla de vez en cuando qué tal van) y después la sacaremos y pondremos todas las galletas sobre una rejilla para que se puedan enfriar por debajo y no se sigan haciendo con el calor residente.

Podemos cambiar el chocolate por chocolate blanco si queremos darle un sabor diferente, lo mismo que con los cacahuetes, podemos ponerle nueces, avellanas, almendras, arroz inflado, etc. Y para un toque especial podéis agregar un chorrito de licor de avellana durante la mezcla, le dará un sabor muy agradable.

Si se tiene alergia a los frutos secos, por ejemplo, en lugar de ellos podemos utilizar muchos otros ingredientes, pero si queréis que sea algo sorprendente, probad con trozos de fruta como mandarina o naranja, la combinación del sabor de la mantequilla, el chocolate y la fruta es verdaderamente sorprendente. ¡A disfrutar!